Atentados en Barcelona y Cambrils.

¿Recordáis cuando nos castigaban a todos en clase?

Llevamos cerca de 20 años oyendo hablar sobre la necesidad de finiquitar la acción terrorista por medio de la suma de acciones políticas, económicas, sociales, culturales, religiosas, estratégicas…

Gran palabra “estrategia”, que muere el mismo día que mueren 13 personas y más de un centenar quedan heridas.

No seré yo quien en estos momentos realice una crítica destructiva, sino todo lo contrario.

Con el ánimo de compartir con la red algunas opiniones, mientras veo las noticias, me apena como catalán, escuchar las palabras de los políticos, los cuales se han detenido en poner en valor a su policía autonómica y local, acentuando su trabajo y relegando al final y “muy bajito”, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (no es necesario que escriba, “español”).

La Policía Autonómica de Cataluña, se nutre de grandísimos profesionales sin lugar a duda, así como la histórica Guardia Urbana de Barcelona; no obstante lo anterior, los servicios de información de los Mossos, se ayudan de los EEUU y de la tecnóloga CIA y FBI en Barcelona, quienes informan semanalmente a los anteriores y aconsejan sobre la adopción de medidas de seguridad.

La no menor colaboración de nuestro querido CNI con los Mossos d´Esquadra es de igual eficacia que la americana, olvidándose, tanto policías catalanes, como miembros del Centro, de lo convulso de la situación política actual y las riñas entre el Estado y la Autonomía.

Finalmente, la Guardia Urbana, con una destacadísima presencia en el centro de la Ciudad Condal, trabaja seriamente en la prevención y detección temprana de la zona afectada por el atentado.

Nuestro Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil en Cataluña, con espléndidos profesionales en las áreas de Información e Inteligencia, cierran el círculo de profesionales dedicados a la contención del fenómeno terrorista en Cataluña y de forma prevalente en Barcelona.

Bueno, en resumidas cuentas, que existen muchos recursos de seguridad e inteligencia, que no han podido remediar la perpetración de tamaño atentado contra nuestra forma de vida, cultura, libertad, valores y principios.

Este terrorismo por “inspiración”, es de dificilísima observación y monitorización, pues se trata de jóvenes sin oficio ni beneficio, que se radicalizan tan rápido, como rápidos son los avances tecnológicos.

Observo en la ciudad en la que vivo actualmente, Vitoria, País Vasco, una población de pequeños ciudadanos ya españoles, hijos de aquellos “moritos” que llamaban en la construcción, que fueron valientes abandonando Marruecos esencialmente y buscando empleo en la España de los 80.

Ya jubilados aquellos ciudadanos marroquíes, también hoy españoles, con cinco hijos, buena parte de ellos con fracaso escolar y otros en edad de encontrar empleo, sin oportunidad de hacerlo, como el resto de “españoles”, podemos dibujar el siguiente panorama:

  • De los 5 hijos, tres fracasan en la escuela, tienen entre 10 y 15 años y tienen móvil gracias a las fantásticas ayudas que da nuestra Administración (estatal, autonómica y local), disponiendo de una alta accesibilidad a páginas web cuyo contenido requeriría un control parental.
  • Esos tres menores, no reciben formación religiosa sobre el Islam y “sus bonazas”, pues aunque si bien el Gobierno Autonómico se ha preocupado por incorporar dichos estudios en los colegios vascos, los nenes no asisten, pues o bien sus padres en las mezquitas, o bien sus tíos en centros de oración irregulares que rodean el barrio de Zabalgana en Vitoria, se ocupan y preocupan de retorcer algunos aspectos del Corán para fomentar el odio inter religioso.
  • Aquel “morito de los 80”, no se ha adaptado a las nuevas tecnologías y por tanto es incapaz de detectar aquello que el nene observa en la red.
  • En poco tiempo, dejarán de ser menores y en ausencia de unas perspectivas profesionales y por tanto, teniendo como recurrente únicamente el dinero que recibe la familia de las distintas ayudas, algunos de ellos, se tornarán delincuentes juveniles, siendo caldo de cultivo para los captadores de DAESH, quienes reconvierten al vulgar “chorizo” en “soldado de Alá”.

  

¿Os acordáis que en la escuela nos castigaban a todos por culpa de uno?

Quizás son malos tiempos para diseñar grandes estrategias, para abordar complejas soluciones con la suma de múltiples esfuerzo, para abanderar banderas románticas donde los derechos humanos, la integración e interculturalidad, bla, bla, bla..

Resulta esencial por tanto, darle fuerza al marco jurídico que envuelve a la lucha contra el terrorismo, reivindicar los valores occidentales sin ningún tipo de vergüenza, poner en valor nuestra Constitución Española y explicarle a las comunidades islámicas en España, que esto es España, que estas son nuestras normas, libertades y estado de derecho, que quien realiza estos actos es un terrorista y no es un “musulmán de bien” y que se les exige a los jurisconsultos, imanes y demás adoctrinadores, que son ellos los responsables de detectar conductas antisociales y que por tanto, tienen responsabilidad por inacción de lo que acontece en nuestra tierra.

Por otro lado, los miembros de la CUP, atribuyen el atentado, a un “modelo terrorista fascista fruto del capitalismo”. Quizás, en España, el primer trabajo recae en nuestro tejado y es relativo a nombrar las cosas por su nombre:

  • Los terroristas que han cometido la acción no son musulmanes, pues el Islam no recoge o defiende tal acción.
  • La alianza operacional inter-cuerpos es excelente con independencia de lo convulso en Cataluña.
  • Nuestra Constitución es excepcional.
  • El Islam es una religión respetable.
  • Las mezquitas en España están controladas en su mayoría desde Marruecos, con quienes tenemos una estupenda colaboración.
  • Las policías y servicios de inteligencia no pueden controlar 5.000 yihadistas que se mueven en Europa.
  • Las policías y servicios de inteligencia no pueden controlar los centros irregulares de culto religioso en las ciudades y pueblos.
  • Las policías y servicios de inteligencia no pueden ponerle puertas a internet, con independencia de haber mejorado sustancialmente gracias a EEUU y su tecnología, el control de la Red.
  • Facebook, Twitter, otros, no colaboran con las policías con celeridad.
  • No podemos combatir el terrorismo por inspiración.
  • Los de la CUP son gi…
  • Otras…

Puestas las cosas por su nombre, hay que volvernos a preguntar… ¿Hay que castigar a la clase por lo que hace un alumno?

Quiero decir con lo anterior, que la gran mayoría de los ciudadanos “ya vascos” hijos de aquél “morito” del que hablábamos anteriormente, son buenos ciudadanos que no se integran o bien porque no quieren, o bien porque no les dejan, o bien porque no sabemos integrarlos.

A diferencia de otras familias “españolas”, disfrutan de ayudas sociales que les permiten vivir y disponer de dinero para gastar, sin la preocupación de trabajar, lo que favorece sin lugar a dudas la creación de estos ciudadanos que se pueden tornar anti sociales.

¿Hay que cambiar la política de subvenciones y ayudas?, ¿hay que mejorar el control y usabilidad de la ayuda?, ¿hay que  perseguir con mayor eficacia el fraude en la accesibilidad a la ayuda?

Ahí dejo la pregunta….

 

¿Qué nos queda por llegar este verano?

No en vano, Inspire, la revista alqaedista azuza y anima a la comisión de atentados en Europa contra el transporte ferroviario. Tienen la experiencia, la información y la determinación. Sería más que interesante por tanto, mejorar la protección de este sector y subsectores en Barcelona y Madrid, especialmente en el transporte suburbano, sin necesidad de esperar al fatídico septiembre.

Por otro lado, un objetivo terrorista es sin lugar a dudas, nuestro turismo, como imagen de marca “España”. Prueba de ello, la selección de Cambrils y de su paseo marítimo, altamente concurrido, por parte de los terroristas. Afortunadamente cinco terroristas han sido abatidos por los Mossos.

Parece razonable por tanto comprender, que la probabilidad de que sucedan nuevas acciones terroristas este verano en ciudades mediterráneas esencialmente, es elevada, siendo más que deseable mejorar la protección especialmente en los espacios de pública concurrencia. (Se me antoja el Levante).

A ver que dicen mañana los Grupos políticos en el vulgarmente denominado Pacto Anti Yihadista (Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo).

Espero leer vuestros comentarios en la Red y aprender de vosotros.

 

Casimiro Macías Fernández

Consultor