Cloud Computing Pt 2.

Como mencioné en el anterior artículo Seguridad en Cloud Computing Pt. 1 en el que hablaba brevemente de qué consistía el paradigma CLOUD, esta vez hablaré de algunas ventajas y desventajas que existen en este ámbito, además de otras consideraciones que hay que tener en cuenta. Intentaré que este artículo sea sencillo de entender y muy esquemático.

Comenzaré por las ventajas que obtenemos con el paradigma CLOUD.

(-) Reducción de costes. La utilización en este ámbito del proveedor de servicios permite utilizar un gran número de “productos” desde el ordenador de usuario. Como expliqué, esto permite que se pueda disfrutar de diferentes recursos por el coste único de esos recursos sin tener que comprar los siguientes aspectos:

a) recursos físicos;

b) licencias originales, debido a que se hace responsable de ello el proveedor de servicios;

c) energía, con ello quiero mencionar el coste que conlleva mantener una infraestructura de servidores, ordenadores…

d) personal de informática para gestionar los recursos implicados

Véase el ejemplo del artículo anterior.

(-) Gestión. Este punto lo quiero centrar en la idea de proporcionar, por parte del proveedor de servicios, la gestión de su producto, obtenemos un menor número de incidentes en relación a que no tenemos que estar pensando en cuando actualizar el software, por ejemplo. La idea aquí, es que la gestión se encuentre completamente automatizada, para transmitir la sensación al cliente, que no tiene que preocuparse por nada.

(-) Prestaciones. Aquí encontramos un mundo de utilidades que ofrece el paradigma CLOUD. Por un lado, encontramos la gran adaptación elástica a la demanda dinámica de recursos, es decir, al igual que en el ejemplo mencionaba que si en un momento el cliente precisa de un mayor número de recursos, el proveedor de servicios los puede ofrecer sin problema. Esto es lo que se conoce como escalabilidad dinámica. Por otro lado, nos permite una capacidad de almacenamiento ilimitada, siguiendo en la misma línea que lo anterior. A demás, permite una disponibilidad de los recursos (casi) permanente, desde cualquier sitio, cualquier dispositivo y a cualquier hora.

Para cerrar este apartado de ventajas sobre CLOUD, mencionar que permite una colaboración en grupo mucho más sencilla, un acceso universal a los documentos y elimina toda clase de atadura a cualquier dispositivo específico.

Como se puede observar, las ventajas que proporciona el paradigma CLOUD son altamente positivas, pero todos sus aspectos tienen un posible “lado oscuro”, o un lado no tan “claro”. Veamos ahora una serie de desventajas que se pueden discernir del estudio de esta materia.

(-) Conexión constante a internet. Es algo evidente que el gran soporte para que el usuario pueda utilizar todos los recursos que colocamos a su disposición, es una buena conexión a internet. En el caso de que este punto lo perdamos, podemos decir adiós a todos los recursos.

(-) “Puede” ser lento. Este factor se encuentra relacionado con el punto anterior y relacionado también con un ancho de banda pequeño, el cual dificulte el acceso a los recursos necesarios.

Es cierto, que las desventajas puedes ocasionar la denegación de acceso para nuestros usuarios y que estos, no puedan disfrutar de lo que el cliente ofrece, aunque todo esto está cambiando a día de hoy. Cada vez son más las ventajas que obtenemos del CLOUD, y no solo eso, sino que son mejores dichos aspectos. Pero también debemos prestar atención a algunas consideraciones que pueden causar cierta indecisión respecto a si son ventajas o desventajas:

(-) Seguridad, privacidad y confianza: estos tres términos los dejamos recaer en el proveedor de servicios del CLOUD. Pero, ¿realmente pueden asegurarnos tal cosa? ¿Son lo suficientemente seguro que nuestros datos se encuentren en datacenters o “granjas de datos”?

(-) Disponibilidad: en este sentido podemos disfrutar de nuestros datos en cualquier parte del mundo, a cualquier hora, desde cualquier dispositivo. Pero esto significa también que terceros podrían obtener nuestra información desde cualquier parte del mundo, a cualquier hora, desde cualquier dispositivo.

(-) Eficiencia energética: es cierto que antes hemos hablado que una de las ventajas era la reducción de coste energético para el cliente, pero no podemos olvidar que este sistema debe estar físicamente localizado en otro lugar, el cual tendrá un coste del cual se tendrá que hacer cargo el proveedor.

Como se puede observar, no es un simple balance de argumentos positivos y argumentos negativos. No es una elección racional sencilla. Puesto que intervienen demasiados factores que:

a) por un lado, nos benefician gratamente;

b) por otro lado, vemos que puede existir ciertos factores de los cuales nuestro grado de confianza decrete;

c) y, en tercer lugar, existen ideas/conceptos que nos inducen a un estado de duda, la cual no podemos determinar con exactitud si nos es beneficioso o no.

 Tras la lectura de esta segunda parte, espero que, como lector, tengas en mente un nuevo concepto con el que poder expandir tu mente a nuevos dilemas, nuevas preguntas y sobre todo para poder disfrutar de una buena conversación, sobre este paradigma. ¡Recuerda pensar fuera de la caja!

 

 

José Manuel Nieto Campos

Criminólogo.